CONSERVACIÓN

Todo material o estructura enterrado en yacimientos arqueológicos han pasado por procesos tafonómicos tanto antrópicos como naturales que los deterioran y transforman su aspecto original.  La gran mayoría de las piezas extraídas necesitan de una atención especial desde el mismo momento de su descubrimiento. 

La Fundación El Caño cuenta con especialistas en conservación para atender a las necesidades tanto en los lugares de extracción como en laboratorio. La conservación  in situ esta enfocada en la estabilización, levantamiento cuidadoso, micro-excavación y pequeñas reparaciones que garanticen la unidad de la pieza tal y como fue encontrada.  En el laboratorio los trabajos de conservación están dirijidos a reforzar la estabilización de los artefactos y trabajar en su “reconstrucción” buscando siempre dejar en evidencia las partes de los artefactos que son originales de las que no lo son.